La Historia del Tatuaje

Los Tatuajes

  • Tatuajes de Henna

  • Galeria

    Introducción

    La palabra tatuaje es de origen oceánico; viene de la frase polinesia tatau,
    que el polinesio alarga al pronunciarla como si se escribiera tatahu,
    y está compuesta de ta, dibujo, impresión, y de tau, piel;
    significa dibujo en la piel.
    Inicio

    En su principio, el tatuaje fue simplemente ornamental y decorativo;
    después sirvió para distinguir a los miembros de una familia,
    de una tribu, de un pueblo, a la vez que de adorno,
    caracterizando así tipos étnicos. Y después fue un signo de posesión.


    Coloración del cuerpo

    Probablemente fue la primer alteración de tipo temporal que el hombre
    realizó sobre su cuerpo; ésta consistió en cubrir de manera uniforme,
    una región corporal o totalmente el cuerpo, utilizando sustancias o pinturas
    de varios colores o arcillas naturales que al secarse, tomaron distintas
    coloraciones. Las causas quizás hayan sido protección del frío
    o de las quemaduras provocadas por el sol, o de los piquetes de los moscos
    en aquellas regiones calurosas húmedas.

    El tatuaje debió comenzar en un principio solamente en la cara
    y extenderse después al resto del cuerpo.

    Esta práctica se puede definir de manera muy general como
    la modificación del color de la piel, la cual se logra rompiendo
    el tegumento para introducir sustancias colorantes en las heridas.

    Inicio


    -:::El tatuaje Egipcio:::-

    El tatuaje egipcio estaba relacionado con el lado erótico, emocional
    y sensual de la vida, el tatuaje en aquel tiempo estaba caracterizado
    por diseños gruesos lineales y de color negro, que se asemejan
    a los diseños tribales actuales, y en muchas de las culturas los animales
    son el tema mas frecuente. Están asociados tradicionalmente con la magia,
    protección y el deseo de la persona tatuada, de identificarse con el espíritu
    del animal.

    Se cree que el proceso del tatuaje era mucho mas elaborado que en la actualidad,
    donde era un ritual, que llevaba una preparación donde el individuo tenia
    que prepararse mentalmente y espiritualmente. Donde tenia que demostrar
    valentía y madurez. en la misma forma que todavía se puede observar
    en los rituales de tribus de Nueva Zelanda.

    Inicio

    -:::El tatuaje Borneo:::-

    Es uno de los pocos lugares donde se practica actualmente la forma tradicional
    del tatuaje tribal como lo fuera hace miles de años.
    El tatuaje y el piercing recuerdan el arte de Bali y Java, y los instrumentos
    de tatuaje son similares a los usados en Polinesia. Los hombres se tatuaban
    a temprana edad principalmente como medio de ornamentación.
    El tatuaje de la Polinesia fue el más artístico en el mundo antiguo,
    estaba caracterizado por diseños geométricos elaborados,
    los que usualmente eran embellecidos y renovados durante toda
    la vida del individuo hasta que llegaban a cubrir el cuerpo entero.
    El tatuaje era una parte natural de su vida y arte y tenía un profundo significado
    cultural y social, inclusive según Marco Polo en su "Travels" el respeto
    a una persona se medía por la cantidad de tatuajes que la misma tuviera.
    También se usaban en la antigüedad para impresionar y asustar a los enemigos
    en el campo de batalla como fuera utilizado por antiguas poblaciones de
    las Islas Británicas, cuyos guerreros tatuaban sus caras y cuerpos para
    estar preparados para la guerra, no sólo lograban espantar a sus enemigos
    sino que también consiguieron gracias a esta costumbre sus nombres,
    que derivaron de raíces celtas y latinas con significados vinculados al tatuaje.

    Inicio


    El Cristianiamo y su influencia

    Los cristianos eran hostiles al tatuaje ya que creían que si Dios había
    creado al hombre a su imagen y semejanza, era pecaminoso que el hombre tratara
    de alterar su imagen, por esto el emperador Constantino, primer emperador
    cristiano de Roma, emitió un decreto en contra de esta actividad.
    Se cree que la actitud negativa contra el tatuaje tuvo su origen
    en este decreto y esta posición fue adoptada por varias religiones
    durando hasta nuestros días. A pesar de esto, existen registros de que
    los guerreros religiosos de las Cruzadas se hacían tatuar crucifijos
    para asegurarse un entierro cristiano, también los peregrinos que iban a Jerusalén
    se hacían tatuar crucifijos para recordar su viaje y como presencia constante de Dios,
    y de ahí que todavía hoy en día los tatuajes no estén bien vistos,
    ya que la mayoría de la gente se deja influir por la iglesia.

    Inicio


    Historia del Tatuaje en México

    Es sabido, que desde los primeros hombres fue costumbre la modificación
    de la presencia natural corporal, alterarse de alguna forma el cuerpo,
    ya sea de manera transitoria o permanente, está presente en todas las culturas.
    Las causas a través del tiempo han variado o se han incrementado;
    seguramente al principio sólo acostumbraban colorearse el cuerpo con
    el fin de protejerse de las inclemencias ambientales: calor, insectos,
    ente otros. El uso objetos pendientes o la pintura corporal, quizás tuvieron
    uso ornamental con el objeto de producir en los demás una impresión agradable
    de su exterior. Pero estas alteraciones, no son las únicas de las que se tienen
    referencias en el México Prehispánico, hay varias prácticas, que serán abordadas
    en los párrafos siguientes.

    Entre los habitantes del México anterior a la Conquista, antes de 1492,
    alterarse la morfología del cuerpo, parcial o totalmente y de manera
    transitoria o permanente, fue una costumbre muy difundida.

    Contamos con evidencias de estas prácticas culturales de distinta índole:
    sellos de cerámica, figurillas, cráneos, dientes y relatos de crónistas,
    los cuales nos hablan de cómo, cuando, quién y a quienes las realizaban,
    y algunos nos narran hasta el porqué.

    Muy probablemente la pintura corporal y el uso de adornos, fueron
    los primeros medios que el hombre puso en práctica con el fin de adornarse.
    Posteriormente, fue común las alteraciones tegumentarias: escarificaciones y tatuaje;
    la deformación de la cabeza y el limado e incrustación dentaria.

    Las causas de estas alteraciones fueron varias, quizás en un principio tuvieron
    el fin de adornarse, además de protegerse, algunas están relacionadas con sus
    festividades, con sus ciclos agrícolas o con sus ciclos de vida. Fue común que
    celebraran alguna festividad o acontecimiento natural, por ejemplo, inicio de
    temporada de lluvias, paso de la niñez a la pubertad, pintándose la cara y/o
    el cuerpo con diseños y colores específicos y efectuaran algunas danzas.
    También los guerreros acostumbraban, al regreso de una batalla, hacerse
    escarificaciones sobre la piel de la cara, brazos o piernas. Quizás por motivos
    ornamentales practicaron la perforación o distensión del lóbulo de la oreja o
    de los labios, sobre todo del inferior. Asimismo, era frecuente deformarse la cabeza,
    limarse o incrustarse piedras semipreciosas en los dientes anteriores.

    Los antiguos mexicanos no fueron extraños al adorno del cuerpo con el fin
    de embellecerlo; sobre todo la nobleza, se adornaban las piernas y los brazos
    con anillos y brazaletes; con collares y con plumas el cuello y la cabeza,
    y también se perforaban los labios, las orejas y el tabique de la nariz,
    para hacer pasar por las aberturas canutillos metálicos, dentro de los cuales
    se colocaban plumas de varios colores.

    Los principales señores usaban grandes pendientes en las orejas, en el labio
    inferior y en la nariz, previamente perforados, así como pulseras, brazaletes,
    anillos y collares. La gente rica que no pertenecía a la nobleza, tenía joyas
    de perlas, esmeraldas, amatistas y otras piedras preciosas, engastadas en oro.
    Los adornos de la plebe consistían en collares de conchas, de cristal de roca
    y de ámbar.

    La mayoría de los cráneos fechados en tiempos anteriores a la Conquista,
    y obtenidos en excavaciones arqueológicas o de donaciones nos muestran huellas
    de deformación intencional y con menor frecuencia limado e incrustación dentaria,
    así como pintura negra sobre los dientes anteriores.

    El uso de la pintura corporal, del tatuaje, de las escarificaciones,
    de la perforación o distensión del lóbulo de las orejas y/o de los labios,
    es posible observarlas en figurillas de arcilla, procedentes de todos los lugares
    del México Prehispánico y culturas que nos precedieron en el tiempo.

    Para concluir, no debemos olvidar que los antiguos mexicanos, practicaron
    la alteración del cuerpo humano de distintas maneras, y que éstas prácticas
    siempre tuvieron un porqué y un para qué. Tuvieron motivos naturales
    (protección a ciertas inclemencias ambientales), religiosos
    (ritos de paso, iniciación) y sociales (distinción, posesión, status),
    pocas veces, pudieron haberse practicado por costumbre o moda.

    Inicio


    Los Mayas

    Hay escritos y figurillas que muestran que los guerreros mayas se pintaban la cara
    y el cuerpo de varios colores, con el fin de espantar a sus enemigos. A la gente del
    pueblo no se le permitía tatuarse.

    Se dice que se grababan en el cuerpo toda especie de dibujos
    y de figuras de animales.

    Mencionan que los mayas hacían el dibujo con tinta y después le aplicaban pintura;
    a veces se les infectaban las heridas. Se herían la cara y los brazos con
    una navaja de pedernal; el pigmento colorante era hollín proveniente del pino.

    Las mujeres mayas no se pintaban la cara, pero se tatuaban el cuerpo hasta
    la cintura, a excepción de los senos.

    Inicio


    Pintura corporal

    La pintura corporal pudo haberse aplicado de diversas maneras, con pinceles,
    con sellos o pintaderas y los colores utilizados pudieron haber sido de origen
    vegetal o mineral. Las formas obtenidas, fueron dibujos o combinación de colores.

    Es posible que a la costumbre sencilla de pintarse el cuerpo, haya sucedido
    la de grabarse, para que lo que sirve de adorno sea más duradero y persistente.

    Daban gran importancia a la pintura, sobre todo se pintaban pecho y brazos,
    y con menor frecuencia el tórax o las piernas.

    Los acaxes de Durango y Sinaloa, se pintaban la cara, los brazos y las piernas
    de amarillo o negro, con hollín que tomaban del fondo de los comales.
    Y cuando volvían vencedores y traían la cabeza de un vencido, en la fiesta
    que hacían se agujereaban el labio inferior y pasaban por el un hueso
    como de 4cm de largo, y hacían tanto agujeros como hombres habían matado.

    Los tehuecos de Sinaloa, se pintaban la cara y el cuerpo con colores brillantes
    y se adornaban la cabeza con plumas de guacamayo.

    Los tobosos de Coahuila y Nuevo León, en la muerte de alguno de sus parientes
    se pintaban la cara figurando una calavera con lagrimas en las mejillas para
    simular el pesar que les causaban su pérdida.

    En algunas fiestas las mujeres mayas, se pintaban de rojo, como los varones,
    y ponían al color una goma aromática y por medio de moldes delineaban
    las figuras en el pecho, en los brazos y en la espalda. También utilizaban
    estos grupos, el color azul y el amarillo.

    Los mexicas no sólo se pintaban con motivo de sus fiestas guerreras,
    sino que también lo hacían cuando algún acontecimiento les llenaba de regocijo.

    Inicio


    Escarificaciones

    De manera general, las escarificaciones consisten en levantar
    la piel de alguna región corporal para producir relieves notables.
    Se producen haciendo heridas e introduciendo en ellas cuerpos extraños
    (ceniza o pequeñas piedras), con el fin de causar levantamientos notables.

    Las incisiones o escarificaciones que son la forma más simple del tatuaje,
    sucedieron al afeite de la pintura exterior. Las pinturas se usan juntamente
    con las incisiones o escarificaciones del cuerpo, dentro de las cuales se
    introducen las tierras coloreadas o carbón molido para que resalten
    las gruesas y prominentes cicatrices que se hacen en la cara,
    en el tronco o en las piernas.

    Otra especie de cicatrices consiste en hacer una incisión e impedir
    la cicatrización de la herida. Esto se consigue levantando la costra
    que se forma y avivando la herida; lo que da por resultado una cicatriz
    exuberante formada de gruesos botones carnosos.

    Estas cicatrices, tuvieron distintas formas: geométricas, simples líneas rectas,
    círculos concéntricos, rombos, rayas entrelazadas en forma de estrellas
    o figuras de animales.

    Es posible observar entre algunas figurillas mayas, sobre todo entre
    las procedentes de Jaina, Campeche, una hilera de cicatrices o escarificaciones
    sobre la cara, se extienden desde la frente en toda su altura hasta la punta
    de la nariz.

    Figurilla de Jaina Campeche con escarificaciones sobre las mejillas y
    una línea de puntos sobre la frente.

    Entre algunos grupos del occidente de México, las escarificaciones están
    presentes además de la cara, sobre los hombros y/o brazos.

    Los opatas, ubicados cerca de los pimas y de los apaches, tenían la costumbre
    de que las madres picaran a los recién nacidos con una espina, alrededor de
    los párpados, para dejarles impresos muchos puntos negros, que formaban arcos,
    como símbolo de hermosura. Como símbolos de distinción, tenían unas cicatrices
    longitudinales y ondulantes, que los acreditaba como guerreros.

    Los guachichiles, moradores de los estados de Zacatecas y Coahuila, tenían
    como cicatrices que los acreditaban como valientes; para la guerra se pintaban
    sobre el cuerpo dibujos de animales y adornaban la cabeza con plumas de colores.

    Inicio


    -:::Primer estudio de tatuaje:::-

    En América donde había existido desde siglos atrás, solo tuvo eco masivo
    durante la Guerra Civil. Las ferias mostraban sus personajes tatuados y alcanzó
    al igual que en Europa gran eco entre los personajes de alcurnia. Uno de los primeros
    tatuadores profesionales fue C.H.Fellows. Se considera que el primer estudio
    de tatuajes fue abierto en 1870 en Nueva York por Martín Hildebrandt, inmigrante
    alemán. Su mayor competencia fue Samuel O´Reilly inventor de la máquina de tatuar
    en 1891; la patentó y ofreció a la venta conjuntamente con los colores, diseños
    y otros suministros, esta máquina estaba inspirada en una maquinaria inventada
    por Thomas Edison. Alrededor del 1900 existían estudios de tatuaje en casi todas
    las ciudades importantes. La mayoría de las imágenes tradicionales de U.S.A.
    se originaron en los diseños de Lew Alberts, que dominaron los temas patrióticos,
    sentimentales y religiosos por más de 50 años. Asimismo, Charles Wagner introdujo
    muchas innovaciones, fue el primer tatuador americano que practicó con éxito el
    tatuaje cosmético, tatuó perros y caballos como medio de identificación y
    experimentó con métodos químicos para remover los tatuajes. El tatuaje antiguo
    tiene mucho en común con el tatuaje moderno, y podemos considerar que estamos
    en presencia de una evolución continua de un arte con orígenes profundos
    y universales en la humanidad.

    Inicio


    -:::Tatuajes en la actualidad:::-

    Los tiempos han cambiado vertiginosamente y podemos disfrutar
    del ejercicio pleno de nuestros derechos y obligaciones, y con ello,
    las perforaciones y los tatuajes son vistos como ornamentos de moda,
    fijación de la personalidad y atracción sexual.
    Un tatuaje implica aspectos personales que finalmente la sociedad debe
    respetar bajo un ámbito de tolerancia.

    Inicio